Energia sonora

El cuerpo humano ha sido diseñado para percibir distintos tipos de estímulos que incluyen la actividad realizada por los cinco sentidos, los cuales nos permiten apreciar todo aquello que se encuentra a nuestro alrededor.

Así mismo la función que cumplen nuestros sentidos nos permiten tener percepción e las diversas formas de energía susceptibles a esos sentidos que posee el ser humano, así mismo existen diversas energías que son transformadas una  otra a raíz de distintos procesos y formulas de materia, átomos, movimiento, sustancias químicas y polos, pero también existe un tipo de energía que se da través de la generación de ondas y que lleva por nombre energía sonora a la cual también se le conoce como energía acústica.

Este tipo de energía se expande o propaga a través de energía por vibración la cual se genera a partir de un foco sonoro, esta es la encargada de transportar las ondas sonoras propagándose por medio del movimiento de partículas, esta acción genera energía cinética y los cambios que sufre la presión sonora lo cual se traduce en energía potencial, entonces esta energía es producida dado el movimiento o vibración lo cual repercute en vibración del aire o medio que le rodea siendo transformad en impulsos eléctricos que  ser percibidos por el sentido del oído y llegar sus ondas hasta el cerebro se perciben como sonido.

La llamada onda sonora es el movimiento o reacción en cadena que sufren las moléculas y partículas quienes realizan un movimiento coordinado de millones de ellas presentes en esta energía, para que pueda suceder la expansión o reacción en cadena este tipo de ondas deben contar con un medio que las rodea y que sea el ideal para que las mismas puedan propagarse, el medio no puede ser un objeto rígido sino por el contrario debe contar con la propiedad característica de ser elástico y susceptible de movimiento de compresión y expansión los cuales van a permitir que se gene la onda expansiva, los medios idóneos para que esto suceda pueden ser el aire, agua o algún cuerpo solido pero que tenga la propiedad elástica.

La medida de este tipo de energía se produce a través de la densidad de medida acústica lo cual nos perite saber la unidad de volumen, para lograr esto se utiliza un valor de medida denominado “Julio” y la forma ara su obtención es el julio por metro cubico, en la energía sonora y al igual que ocurre con otros tipos de energía debe cumplirse a cabalidad el principio de conservación, de igual manera para lograr percibir en su totalidad esta energía deben existir unos dispositivos denominados traductores acústicos los cuales cumplen la función de transformar un tipo de energía en otra, por ejemplo podemos citar la función que realizan los micrófonos y altavoces transformando la energía eléctrica en energía acústica y a la inversa.

En el caso de micrófono este dispositivo se ha creado para captar las ondas e energía sonora y luego transformarlas en energía eléctrica para luego realizar un reproducción a mayor volumen de las características de la onda inicial, esto puede realizarse con la ayuda de bandas elásticas que se encuentran en el interior del dispositivo que ayudan a generar una señal que vaya en proporción con las vibraciones, por otra parte el altavoz cumple la función contraria pues se utiliza para convertir la energía eléctrica en energía acústica, provocando por medio de la energía eléctrica un movimiento de una membrana que se encuentra dentro del aparato las cuales desencadenan una onda que ejerce presión y posteriormente da lugar a la onda sonora que al llegar al cerebro podemos percibir como sonido en alto grado.