Energia radiante

No solo el ser humano desde los inicios de la humanidad requiere de una fuerza que le impulse a realizar trabajos y tareas típicos de la vida cotidiana, sino que también requiere de todo tipo de sustancias y energías para alimentar su organismo.

De igual manera cada ser vivo u organismo que habita sobre la tierra requiere de un tipo de energía en particular para lograr su existencia y permanencia en este mundo, los distintos tipos de energía existentes en el planeta se deriva principalmente de un astro llamado sol, este planeta alrededor del cual gira el nuestro, es el principal responsable de la vida en la tierra, pero como será posible esto?.

Pues es muy sencillo dependemos tanto e calor emanado por el sol como de la energía que este trae consigo y de los rayos que este emite, como ya sabemos la energía es considerada como la capacidad que tiene un cuerpo, objeto o materia para realizar algún trabajo, o para provocar cambios físicos, químicos o provenientes de la propia naturaleza, por otra parte también sabemos que existen varios tipos de energía y que esta puede pasa de otra dependiendo de los procesos a los que sea sometida, pero existe una en particular que no requiere de ningún otro cuerpo firme para propagarse y existir brindado a la tierra y a sus habitantes las bondades para la subsistencia en el ecosistema.

A esta energía se le ha denominado energía radiante y es aquella que se manifiesta a través de ondas electromagnéticas, se le conoce también por ello como energía electromagnética, la misma es transmitida a través de una partícula a la cual se le denomina “fotón” y esta se encuentra presente inclusive en el calor y la luz que proviene directamente del sol, su funcionamiento consiste en la interacción que realiza con la materia para la transferencia de una cantidad baja de energía, la energía radiante se encuentra presente en la luz que podemos ver a través de nuestros ojos, n los rayos ultravioleta, las ondas de radio y los rayos infrarrojos, la energía radiante se transmite por unidades y cuenta con una característica fundamental de no necesitar la presencia de ningún soporte material para propagarse en el vacío.

La energía radiante podemos encontrarla en todo momento de nuestra rutina diaria y e diversas herramientas y maquinarias que se utilizan no solo a nivel comercial y tecnológico sino que también en aparatos simples de uso domestico como las ondas que resultan al encender un horno de microondas, en la pantalla de un televisor al estar encendido, controles remotos, en fin son muchas las funciones y equipos en los que se encuentra presente la energía radiante, además en cuanto al conservación de medio ambiente es una de las más recomendables puesto que en vista de que proviene de el de modo natural no es contaminante ni modifica ninguno de sus ecosistemas, gracias a la tecnología que se ha desarrollado durante los último años se han encontrado nuevas técnicas que permiten obtener un mayor aprovechamiento e este tipo de energía y diversas aplicaciones que resultan beneficiosas en todo los niveles.

Su provecho también se debe a que pertenece a la categoría de recurso renovable y por  su fuente principal el sol esta no se agota, aunado a ello los sistemas que se utilizan para captar las ondas solares no requieren de sistemas de mantenimiento que representen un equipo costoso y su mantenimiento no es muy complicado, esta energía también representa una opción para aquellos lugares en los que por su situación geográfica no permite el tendido de cableado eléctrico.