Energia Ionica

Para que se dé la existencia de cualquier tipo de proceso en el cual esté implicada la transformación o el uso de algún tipo de energía, es necesario que exista también la presencia de un proceso a través del cual dicha transformación va a ser posible.

Que se entiende por energía de ionización

Uno de los ejemplos más claros sobre este tipo de energía que debe intervenir en un proceso es la energía iónica o como también se le conoce la energía de ionización, esta energía es la encargada de la separación que se da entre un átomo y un electrón cuando estos se encuentran en su estado más natural  de un elemento que se encuentra en estado de gas.

Entonces la acción que realiza esta energía es la de arrancar un electrón a un átomo el cual se encuentra en estado fundamental y de ello resulta la transformación de estos a un ion mono positivo, al aumentar los niveles de energía esto crea un efecto sobre los denominados electrones de valencia los cuales se van desligando poco a poco del núcleo inicial, esto hace más sencillo la extracción que se realiza al átomo.

Como se aplica la energia ionica

La principal utilidad que posee la energía de ionización o energía iónica es la que se le ha dado a los fines de calcular las transiciones electrónicas, es el tipo de energía que se necesita de forma mínima para que se lleve a cabo la remoción de un electrón de un átomo o de una molécula, logrando así que deje de existir la interacción electrostática  que por excelencia ya existe entre un ion y un electrón, por otra parte este tipo de energía era medido anteriormente en voltios, pero luego de varios estudios y debates ya para la actualidad se mide en electrovoltios, así mismo ha sido aceptada su medida en julios por mol.

Metodo de medición

Actualmente existen varios métodos para lograr la determinación de la energía iónica, mas sin embargo el más utilizado por ser lo más idóneo y directo es la a través de la aplicación de espectroscopia atómica, la cual se basa en determinar los niveles de energía que son requeridos para que se dé la separación de cada electrón de su órbita a través del uso de un espectro de radiación de luz, por medio del cual básicamente se desprenden colores que están en el rango de luz que puede ser percibida por el sentido de la vista y se hace visible.

Tabla periódica

Otro ejemplo de energía iónica es la que se encuentra presente en los elementos químicos de la tabla periódica en la cual podemos apreciar el descenso de las energías de ionización a lo largo de las columnas de la tabla y por otra parte podemos apreciar su crecimiento si nos vamos de izquierda a derecha de manera que se vean a lo largo de un mismo periodo de esta tabla, podremos apreciar l aumento de la energía iónica en la medida que se lleva a cabo el desplazamiento hacia el lado derecha y hacia la parte de arriba de la tabla periódica.

Energía de remoción

Existe también un tipo de energía que está estrechamente ligada a estos procesos en los que interviene la energía iónica y es la denominada energía de remoción ya que la misma ocurre a raíz del efecto fotoeléctrico se distinguen la una de la otra puesto que la ionización se basa en una remoción escalonada que se da en los electrones que se encuentran mas alejadas del núcleo y la energía de remoción es indispensable para remover un electrón proveniente de cualquier capa que se encuentra en el átomo, es decir de aquellos electrones que se encuentran más cerca del núcleo.