Energia hidraulica

La energía es necesaria en la actualidad para la mayoría de la actividades que se realizan n la vida cotidiana, no solo en lo que se refiere a la producción y a las funciones que pueden cumplir los aparatos y maquinarias industriales, sino que también es necesaria y de hecho la utilizamos desde que nos despertamos por la mañana y durante todo el día y la noche e incluso durante las horas de sueño el cuerpo percibe algún tipo de energía.

Existen como hemos visto ya, varios tipos de energía que a su vez pueden convertirse a través de algún tipo de proceso en otra que de ella deriva, generalmente la energía proviene de una fuente que bien puede ser renovable o no renovable, pero existe una fuente de energía que desde varias décadas atrás se ha considerado como una de las más efectivas y esta es la energía hidráulica, perteneciente a la categoría de fuente de energía renovable y proveniente de la naturaleza está fundamentada en aprovechar las caídas naturales e agua que cuenten con una altura considerable con la finalidad de obtener energía eléctrica.

Esta energía también conocida como hidroenergia es un claro ejemplo de las transformaciones que puede sufrir un tipo de energía para convertirse en otra ya que la energía hidroeléctrica se obtiene a raíz de aprovechar la energía potencial y cinética que se encuentra contenida en el agua, bien sea en las corrientes, mareas o saltos de gran altura, lo cual desencadena finalmente en la producción de energía eléctrica.

Para obtenerla ya actualmente y luego de la industrialización de las energías es necesaria la construcción de una presa o de una central hidroeléctrica en la que la caída del agua da movimiento a una serie de turbinas encargadas de producir electricidad, debido al ciclo natural del agua este recurso se había considerado como prácticamente inagotable.

Pero ya en los últimos años esto se encuentra en discusión puesto que varios países cuya energía eléctrica proviene únicamente de este tipo centrales se ha visto afectada por el impacto de sequías y el calentamiento global, la merma de las lluvias en algunas épocas de año hace disminuir la cantidad de agua de estas presas y plantas lo cual no permite que los embalses tengan la suficiente fuerza para generar electricidad suficiente para abastecer logran demanda que supone el mundo actual.

A pesar de ser cierto que este tipo de energía es renovable y no genera residuos o contaminación, no es menos cierto que la construcción de las plantas hidroeléctricas generan un alto impacto en los ecosistemas pues generalmente ocupan grandes espacios de terreno donde habitan flora y fauna tanto silvestre como marina, así como la alteración del cauce natural de caudales y disminución de los causes de algunos ríos, también se han dado casos en los que la construcción de grandes embalses han desencadenado inundaciones de hectáreas de terreno fértil.

Así como la migración de algunas especies, pero a pesar de ello sigue siendo considerada como una de las fuentes más utilizadas puesto que brinda ventajas económicas puesto que no es necesario el uso de combustible para generar energía lo cual evidencia una forma de obtención de energía de menor costo que si se compraran sustancias químicas, así mismo la vida operacional de este tipo de plantas es mucho más larga que aquellas que utilizan combustible por lo que puede llegar a durar muchísimos años,  de igual manera al no ser necesaria la combustión no se genera dióxido de carbono y el impacto contaminante es nulo.

En la acualidad países que se encuentran en vías de desarrollo han encontrado en la energía hidroeléctrica un aliado que les permite mantener un equilibrio entre economía y desarrollo sustentable.