Energia geotermica

La madre naturaleza a diario nos da grande demostraciones de sus infinitas bondades que permiten al ser humano buscar la manera de sacar provecho de ellas para beneficio de la vida diaria de millones de personas, nuestro planeta está dotado de gran cantidad de elementos naturales que permiten no solo la posibilidad de desarrollar vida en l, sino que además cuenta con todas las energías necesarias para la conservación e la vida y la creación y descubrimiento de nuevas formas de transformación de energía.

Uno de los tipos de energía que se encuentra dentro de las consideradas naturales y renovables es la energía geotérmica puesto que la misma proviene del calor que se encuentra contenido en cada una de las capas que conforman el centro de la tierra, esta se obtiene a través del aprovechamiento de ese calor que la tierra tiene contenido en su interior, este nombre tiene su origen a partir del término griego “Geo” que significa “tierra” unido al termino “Thermos” cuyo significado es “calor” , por lo tanto este tipo de energía se refiere al calor de la tierra, la cual cuenta con temperaturas muy elevadas en sus capas más profundas, durante los últimos años se han creado sistemas de bombeo y perforación los cuales están encargados de permitir al hombre el aprovechamiento de esta importante fuente de energía y calor, pero la misma no solo es capaz de manifestarse con la ayuda de maquinarias, sino que podemos verla también en manifestaciones naturales como ocurre en las fuentes de aguas termales y geiseres producto del calentamiento del agua debido a la acción de las capas freáticas.

Este tipo de energía tiene diversidad de usos que aplicamos en nuestra vida diaria siendo la principal la posibilidad de de obtener agua caliente sanitaria la cual es utilizada tanto en edificaciones residenciales, como industriales y comerciales, lo cual se logra por medio de la climatización que ocurre dentro de las capas terrestres, mientras tanto los recursos de energía geotérmica que se encuentran en las capas más profundas de la tierra pueden alcanzar temperaturas que superan en gran medida los 150 grados centígrados y que son utilizados para generar energía eléctrica, para llevar a cabo de manera efectiva el suministro de calor emanado de las capas que conforman el centro de la tierra es necesario enterrar varios aparatos denominados colectores a través de los cuales circula una solución compuesta por agua y glicol, que hacen funcionar una bomba de calor cuya tarea principal es la de primero absorber y posteriormente liberar esa energía proveniente de la tierra.

Actualmente existe una clasificación en tres tipos de los yacimientos o fuentes de energía geotérmica y estos son; de agua caliente, la cual se encuentra contenida en las capas menos profundas, cuya explotación se realiza generalmente a través de pozos subterráneos, tenemos también los yacimientos secos que se encuentran en zonas poco profundas de la tierra y que están compuestos por piedras calientes y otros materiales en seco, y los geiseres quienes representan un fenómeno de la naturaleza poco común en los que un orificio formado naturalmente en la tierra expulsa un poderoso chorro de agua caliente y vapor.

La temperatura de esta energía debido a su particularidad de provenir de la tierra es capaz de mantener su temperatura durante todo el año beneficiando así su aprovechamiento sostenido y minimizando la dependencia del uso de otros tipos de energías como por ejemplo las provenientes de combustibles con lo que se evita el impacto al medio ambiente puesto que la energía geotérmica tiene una mínima emisión de Co2, así mismo su beneficio económico es notable ya que es mucho menor que el de las plantas generadoras de energía eléctrica.