Energia electromagnetica

La vida en la actualidad depende en gran parte de los beneficios que nos aportan los diversos tipos de energía que existen en el planeta ya que cada una de ellas se ha convertido en un elemento indispensable para la realización de todo tipo de tareas tanto personales como domesticas pero sobre todo en el ámbito comercial e industrial.

Es por ello que gran parte de la ciencia se ha dedicado durante los últimos años a estudiar las diversas fuentes de energía que existen no solo a partir de la naturaleza sino de aquellas que pudieran emanar de la mano del hombre y las maquinarias que este ha inventado, así mismo también es cierto que la finalidad de tantos estudio es una en común que representa encontrar una fuente que permita generar electricidad a bajo costo y sin afectar al ecosistema.

Dentro de las distintas fuentes que existen y de las celes emana algún tipo de energía tenemos la energía electromagnética la cual viene a representar la cantidad de energía que podemos encontrar almacenada en el espacio pero siempre en una región determinada, esto es consecuencia de la existencia de un campo con ondas electromagnéticas las cuales eran expresadas dependiendo del funcionamiento e intensidad que posea el campo magnético y el campo eléctrico.

La propagación de este tipo de energía en el espacio se da a manera de radiación a través del resultado que se da por la combinación de los campos tanto eléctricos como de los capos magnéticos, pero la manera más cotidiana de manifestarse dentro de la tierra y las aplicaciones que se le ha dado durante los últimos tempos tiene que ver con las maneras en las cuales puede manifestarse como por ejemplo los rayos X, la luz que es capaz de ser detectada por el ojo humano, los rayos gamma y las frecuencias radiales, la energía electromagnética cuenta con una particular característica que la distingue de otros tipos de energía pues los demás como por ejemplo la relacionada con la producción de sonido requieren de un medio externo que les permita su difusión, la energía electromagnética por su parte tiene la capacidad de propagarse sin necesidad  ningún medio sino que puede hacerlo en el vacío.

Existen diversas formas en las que se aprecia el poder de la energía electromagnética en la vida diaria y en ciertas actividades y objetos por ejemplo dentro de los más comunes donde podemos apreciar su acción se encuentran los rayos X, la luz visible, el calor radiado, las ondas que emiten los equipos televisivos y de radio, así como algunos tipos de radioactividad como la generada por los rayos gamma, estos son fenómenos a través de los cuales podemos apreciar la energía electromagnética a través de sus ondas y todos tienen esto en común a pesar de hacerlo con distintos rangos de frecuencia según es el caso de cada uno.

A pesar de que inicialmente requiere de inversión económica gran escala a medida que ha ido en avance la tecnología estos costos se han ido reduciendo, este tipo de energía se considera como energía limpia e inagotable puesto que no genera contaminación en el ambiente, así mismo tiene aplicaciones productivas en el área de la medicina, lamentablemente aun no se ha desarrollado por completo su potencial pues todavía es necesario ampliar su campo de investigación, lo cual se espera sea más intenso durante los próximos años puesto que es casi una utopía que se diera una obtención total de energía desde el espacio y que esta sea utilizada como fuente principal en la tierra convirtiéndose en trabajo útil para el ser humano optimizando el aparato productivo.